top of page

Falta de apetito sexual



  • ¿Sientes que el sexo no está hecho para ti porque quizás no llegas a gozar de él?

  • ¿Tu pareja quiere tener relaciones sexuales y tu intentas evitarlas?

  • ¿Notas excitación en escasos momentos?

  • ¿Crees que antes tenías más ganas y algo ha hecho que pierdas el interés por el sexo?

  • ¿Te repele el contacto sexual con tu pareja?

Si tu respuesta ha sido afirmativa para una o varias de estas preguntas, no dudes en contactar. Te ayudaré a resolver estas preguntas y a encontrar una solución para tu situación en particular. Muchas personas han tenido falta de apetito sexual y a través de la terapia sexual han podido solucionarlo.



​¿Qué es la falta de apetito sexual? La falta de apetito sexual es una situación que se puede dar tanto en hombres como en mujeres y puede estar causada por múltiples factores. Hay personas que nunca han sentido la necesidad de emparejarse, o de conocer gente para satisfacer sus necesidades íntimas y sexuales, o también de disfrutar de su propio cuerpo. Incluso hay personas que nunca han tenido la sensación de que con el placer sexual su vida tiene más sentido; otras personas, que han tenido o tienen pareja, sienten menos atracción por el sexo que antes o quieren a sus parejas, pero nunca han sentido atracción sexual hacia ellas; otras que notan que su cuerpo ya no se enciende como antes, que su libido ha disminuido, y se evita cualquier encuentro sexual con la persona que las desea... y distintas situaciones de poco deseo sexual que se pueden dar en la vida de una persona. ¿Pero cuáles son las causas que hacen que a las personas no nos apetezca el sexo? Como hemos comentado, hay múltiples factores y razones que llevan a una persona a no querer tener relaciones sexuales, como por ejemplo: la insatisfacción durante las relaciones sexuales con la pareja (a la larga disminuyen el deseo y se evita el contacto con la otra persona), por la incompatibilidad sexual con la misma o incomprensión del placer que le gusta a la pareja (a todos nos gustan cosas diferentes; caricias, besos, estimulaciones en zonas concretas...), también por el estrés laboral o por los estudios, embarazo o postparto, estaciones del año, cambios hormonales... Si crees que te encuentras en esta situación y necesitas comprenderte y encontrar una solución... Contacta. La disminución del apetito sexual o la alteración del deseo sexual y baja libido es habitual durante la vida de una persona. No esperes más y pide una primera visita. Así podrás disfrutar mucho más de tu mism@, de tu sexualidad y de tus relaciones en pareja o con tus comañer@s. Puedes consultar más información sobre cómo se trabaja, pinchando este enlace y si tienes alguna pregunta, contacta para resolverla.



Commentaires


bottom of page